El cuidado del adulto mayor en casa

Atender al cuidado del adulto mayor en casa es uno de los aspectos más preocupantes para los familiares porque desean que ese ser querido disfrute de una vida plena y digna. 

Sin importar cuánto esfuerzo y constancia requiera siempre se mostrarán dispuestos a proporcionarle a ese familiar o amigo los cuidados que le permitan vivir bien los años que le quedan.

Estos cuidados proporcionados al adulto mayor en el hogar son los que garantizarán su bienestar, especialmente si éste presenta alguna discapacidad o disminución de sus capacidades.

A través de nuestra experiencia nos hemos dado cuenta que el primer paso para brindar una atención óptima al adulto mayor es considerar cada caso de manera muy particular, y reconocer cuando se requieren cuidados especiales. 

Factores que hacen requerir un cuidado especial en el adulto mayor

Envejecer es un proceso normal en la vida en el que aparecen algunos obstáculos o dificultades que conllevan a la necesidad de proporcionar ciertos cuidados. Entre los problemas que surgen durante esta etapa pueden señalarse:

  • Deterioro de habilidades mentales: En el proceso de envejecimiento, funciones como la inteligencia y la memoria se ven afectadas, lo que ocasiona que el adulto mayor necesite ayuda para llevar a cabo actividades que antes las realizaba sin problemas, como cocinar, por ejemplo.
  • Pérdida de masa muscular y hueso: Al paso del tiempo se atribuye además el desgaste del organismo (músculos, huesos y órganos) que derivarán en la necesidad de proporcionar ayuda de sostén y mantenimiento, así como la adopción de un plan alimenticio. 
  • Disminución de actividad social: Inclusive hasta las actividades sociales pueden verse entorpecidas al no poder desplazarse con normalidad, controlar sus esfínteres o simplemente al olvida procedimientos como manejar el auto. 
  • Sensación de soledad e incomprensión: El aislamiento que se produce durante la vejez igualmente llega a afectar su salud mental porque tienden a sentirse solos o que no son comprendidos. 

Son todos estos factores físicos, psicológicos y sociales los que motivan a proporcionar cuidados al adulto mayor de una manera regular y de acuerdo a sus necesidades. 

Sugerencias prácticas para el cuidado del adulto mayor en casa 

La pérdida de masa muscular, el desgaste óseo, inapetencia, la sensación de soledad, el descontrol de las horas de sueño, entre otros, plantean la necesidad del establecimiento de medidas orientadas a reducir el impacto de estos efectos en la calidad de vida del adulto mayor.

Plan de alimentación

Una planificación de la ingesta diaria dirigida al adulto mayor debe comprender una cantidad de alimentos tal que satisfaga los requerimientos de proteínas y carbohidratos.

Dentro del plan también debe tomarse en cuenta el horario de las comidas, pues se debe tratar de evitar los problemas gastrointestinales debido a la ingestión de comidas de pesada digestión. 

Asimismo, es importante atender a la textura de los alimentos dentro del plan diseñado, puesto que es natural que el deterioro dental en algunos casos impida masticar bien algunos  alimentos. 

Para conocer más acerca de las medidas que se deben tomar en el cuidado del adulto mayor lee la guía de alimentaciónespecialmente dirigida a casos de enfermedad avanzada. 

No se trata de una guía sustitutiva de la proporcionada por médicos tratantes o nutricionistas, sino más bien es complementaria de estas, buscando reforzar las indicaciones médicas dadas en torno al tema alimenticio. 

Apoyo psicológico y emocional

La pérdida de contacto social o aislamiento que se produce en estos casos amerita cuidados que prodiguen al adulto mayor afecto, cariño, amor y comprensión.

Ante la falta de actividades sociales (laborales, educativas, entretenimiento…) el adulto mayor puede llegar a sentirse solo y poco importante dentro del grupo familiar.

De allí que sea importante no solo brindarle compañía y afecto, sino que además conviene incorporarlo a actividades donde pueda compartir y hacer amigos

Establecer un horario de actividades

La fijación de una rutina diaria es muy conveniente, porque el adulto mayor formará hábitos higiénicos y sociales que le ayudarán en el mantenimiento de una buena salud física y mental.

Por ejemplo, establecer una rutina diaria que comprenda el cepillado de dientes y aseo ayudará a mantener en buen estado su salud bucal y corporal.

Igualmente, de ser posible se debe colocar como parte de sus actividades diarias la realización de pequeñas caminatas al aire libre, puesto que esto le permitirá ejercitarse y desestresarse. 

Por su parte, las actividades de socialización, por ejemplo, la práctica de juegos de mesa o la tertulia con familiares y amigos,  ayudarán a ejercitar su memoria y habilidades intelectuales. 

Fijar horas de descanso y sueño

Durante el proceso de envejecimiento es natural la alteración del sueño en los adultos mayores, ya sea durmiendo en horarios irregulares o muy pocas horas de sueño. 

El mantenimiento de una rutina de actividades diarias ayudará a que haya un mayor control de las horas de sueño. Además, es importante fijar horas de descanso luego de las comidas.         

Recomendaciones en el cuidado del adulto mayor 

Una de las principales medidas a considerar dentro del plan de cuidados prodigado al adulto mayor está relacionada con el cambio de postura dirigido a prevenir la formación de úlceras por presión, especialmente si se trata de pacientes que tienen poca movilidad. 

Para prevenir las úlceras por presión o escaras fundamentalmente debe evitarse que el adulto mayor permanezca mucho tiempo acostado en una sola posición.

De allí que sea importante movilizar al paciente durante su aseo, alimentación, entretenimiento, curetaje u otro procedimiento que ayude al cambio de postura.

Para una movilización adecuada puede ayudar mucho la utilización de camas articuladas. Estas son camas terapéuticas en las que el paciente puede alcanzar diversas posiciones corporales y con ello ayudar a:

  • Reducir los dolores de espalda, 
  • Estimular la circulación sanguínea en las extremidades, 
  • Aliviar el reflujo gástrico, 
  • Alcanzar una zona de cero presión

Las camas articuladas son ajustables, las hay con control remoto o manuales y de variados costos. Muchas personas no saben siquiera que pueden conseguirse estas camas para tener en el hogar la comodidad que se obtiene en un hospital. Échales un vistazo aquí.

Para llevar a cabo esta movilización es esencial conocer las ventajas y beneficios de las diferentes posiciones anatómicas básicas para las personas en cama:

Acostado boca arriba 
Acostado de lado 
Acostado boca abajo con la cabeza de lado 
Acostado boca arriba pero con los pies en alto 
Semisentado, con el tronco inclinado y rodillas semiflexionadas 
seca
Acostado de lado izquierdo, muslo derecho flexionado, brazo derecho hacia delante y cabeza girada hacia un lado 

Para conocer más acerca de estas posiciones y ver imágenes, puedes hacer clic aquí. Esto último es sumamente importante para prevenir escaras y úlceras por presión. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *